Servicios

Domingo 9:30 Escuela Dominical

Miércoles 7:00 Culto de Oración

 

EDA - Escuela Dominical en Acción

  Imprimir esta página

  Agregar a mis favoritos

Objetivo:
Conducir a nuestra iglesia local para ser una iglesia neotestamentaria comprometiendo e involucrando a nuestra gente en las dos facetas de la gran comisión:
  1. Evangelizar al inconverso
  2. Discipular al convertido

Creemos en una escuela dominical dinámica totalmente comprometida con la visión de la iglesia en general. Una Escuela Dominical en Acción es el nombre del ministerio que llevamos adelante a lo largo de las 52 semanas del año. Nótese que no mencionamos domingo a domingo, sino semana a semana; porque hemos tomado la visión de trabajar en la vida de las personas de manera integral, no de una manera eventual cada domingo.

El ministerio de la EDA está organizado con un director, un asistente y sus diferentes unidades pastorales. Cada Unidad tiene un liderazgo básico de un maestro, que hace de líder del grupo, un encargado de evangelismo y un encargado de seguimiento. Esta es la estructura básica de cada unidad de Escuela Dominical

Estructura de una unidad

Composición del liderazgo de cada unidad

Las unidades estan compuestas por cinco personas que son, maestro, líder de cuidado y seguimiento, líder de alcance evangelístico, un administrador y una secretaria o secretario.

 

Cada uno de ellos ha asumido el compromiso de atender a sus miembros durante la semana en necesidades pastorales, edificación cristiana y evangelismo. Para lograr esto la Escuela Dominical se ha planteado enunciando una visión, una estrategia y una estructura.

 

• Enunciando la visión de la Escuela Dominical 

Conducir a nuestra iglesia local para ser una iglesia neotestamentaria comprometiendo e involucrando a nuestra gente en las dos facetas de la Gran Comisión: evangelizar al inconverso y discipular al convertido.

 

Esencialmente es cumplir con la Gran Comisión. No queremos hacer descansar esta tarea en un comité, o en grupo de líderes, es toda la congregación involucrada en ella.

 

• Estrategia de la visión de la Escuela Dominical 

Cada Unidad es desafiada para crecer por sí misma a lo largo del año, visualizamos grupos no mayores a 20 personas, cuando una Unidad supera ese número el paso siguiente es la creación de una nueva Unidad. La estrategia es trabajar en el desarrollo de nuevos líderes que puedan asumir nuevas unidades. Tiene que haber nuevos líderes y nuevas unidades cada año, sino la visión no se está alcanzando. La totalidad de la congregación está involucrada en el crecimiento de la misma iglesia.

 

• Estructura de la visión de la Escuela Dominical 

La estructura de la Escuela Dominical descansa básicamente en 3 personas, pueden agregarse más de acuerdo a la necesidad. Esas 3 personas son el Maestro, el Líder de Alcance Evangelístico y el Líder de Seguimiento. Todos ellos trabajan en conjunto para una unidad a lo largo de toda una semana.

 

Todo este engranaje busca el cumplimiento de los 6 principios fundamentales que la Escuela Dominical en Acción de la ICMC ha adoptado como suyos:

 

• Alcanzar personas. 

Estamos interesados en llegar con el evangelio de Jesucristo a toda persona que no le conozca, pero lo haremos a través de los contactos de aquellos que pertenecen a cada Unidad. Cada miembro de la Unidad comparte el deseo que sus conocidos (familiares, vecinos, compañeros de trabajo y más) sean evangelizados. Oramos por ellos y les visitamos con el miembro de la Unidad.

 

• Enseñar a personas. 

Es nuestra convicción que la persona será desafiada a una vida con Cristo en la medida que la Palabra de Dios sea abierta a ellos. Tenemos un programa de devocional a nivel de toda la congregación, ellos a lo largo de toda la semana están estudiando lo que el maestro compartirá el domingo en su Unidad. Es un programa que está sistematizado para que un lapso de 6 años se haya cubierto la totalidad de las Escrituras.

 

• Ministrar a personas. 

Con cada Unidad buscamos que las personas sean atendidas de manera personal. Cada Unidad funciona como una pequeña congregación dentro de la misma Iglesia, el maestro hace la función de ese "mini-pastor". Nuestro deseo es que la persona que está con nosotros sienta que está en una congregación que se le conoce por nombre y que conoce y atiende sus necesidades.

 

• Involucrar a personas. 

Por esto entendemos que las personas que están dentro de cada Unidad se les toma en cuenta para las diferentes actividades de la Unidad misma. Queremos involucrarlos en lo mismo que nos encontramos involucrados.

  

• Incorporar a personas. 

Esto es un paso más adelante, ya no es la persona participando de las actividades de la Unidad sino de la congregación en sí misma; es introducirlas en la misma iglesia, en sus programas, ministerios y demás actividades. Queremos sumar a la persona dentro de la familia de la ICMC.

 

• Construir relaciones con personas. 

Acá damos un paso más, hemos venido de menos a más dentro de la relación de las personas que se han sumado en las diferentes Unidades. Acá buscamos algo más familiar, que la unión pase de la actividad a la relación fraternal como hermanos en Cristo que verdaderamente somos.